Política relativa a minerales conflictivos


 

Política relativa a minerales conflictivos

Estamos comprometidos con el cumplimiento de la Sección 1502 de la Ley de Reforma de Wall Street y Protección al Consumidor de Estados Unidos, conocida también como Ley Dodd-Frank. Ciertos minerales, como el oro, el estaño, el tantalio y el tungsteno (“minerales conflictivos”), han sido asociados con violencia regional financiera y una guerra civil persistente en la República Democrática del Congo (RDC) y los países vecinos.

Como fabricante y distribuidor mundial de sistemas y componentes electrónicos especializados para aplicaciones críticas, promovemos la trazabilidad de los minerales conflictivos y la transparencia de la cadena de suministro. Creemos firmemente que nuestros clientes deben estar totalmente informados sobre los productos que compran. Pese a no poder confirmar el país de origen de los minerales contenidos en los productos fabricados por nuestros proveedores, estamos comprometidos a colaborar con nuestros clientes para suministrarles productos acordes con sus especificaciones. La Electronic Component Industry Association y la Electronic Industry Citizenship Coalition han compilado importante información sobre el uso de minerales conflictivos en la cadena de suministro de productos tecnológicos. Esta información puede verse en www.eciaonline.org.

Con respecto a aquellos aspectos limitados de nuestro negocio que fabrican o contratan la fabricación de productos que contienen materiales conflictivos que son necesarios para el funcionamiento o la producción del producto, estamos comprometidos a proveernos de materiales y suministros de empresas que compartan nuestros valores éticos y de integridad, respeto por los derechos humanos y responsabilidad para con el medio ambiente. Llevaremos a cabo iniciativas en la cadena de suministro y esfuerzos globales de sostenibilidad y responsabilidad social corporativa que contribuyan a conseguir una cadena de suministro libre de conflictos. Estamos tratando de convencer a todos nuestros proveedores para que apoyen asimismo estos esfuerzos e iniciativas, y faciliten el acceso a la información sobre el origen de los componentes de sus productos.